Contact Information

Theodore Lowe, Ap #867-859
Sit Rd, Azusa New York

We Are Available 24/ 7. Call Now.

Así sea que te unas a la moda del ayuno intermitente, trabajes a lo largo del desayuno o te saltes el desayuno, pasar bastante tiempo entre comidas puede tener secuelas graves. La comida ayuda a impulsar todos los sistemas de nuestro cuerpo, por lo que casi todas las piezas de tu cuerpo se ven dañadas cuando te saltas una comida o ayunas.

Aunque a los defensores del ayuno les fascina promocionar la ciencia que en teoría apoya la omisión de comidas, dicha ciencia es bastante preliminar y de ninguna forma es lo suficientemente sólida como para respaldar la recomendación del ayuno.

Podrías experimentar ansiedad

Saltarse una comida, o pasar bastante tiempo sin comer en general, podría tener un efecto grave en su salud psicológica. Un análisis de 2018 publicado en International Journal of Environmental Research and Public Health determinó que los jóvenes que se saltaban el desayuno tenían más probabilidades de experimentar estrés y depresión que esos que desayunaban regularmente.

Cuando pasa mucho tiempo sin comer, el grado de azúcar en la sangre baja, lo que le sugiere a su cuerpo que comience a generar cortisol. El cortisol, habitualmente conocido como la «hormona del estrés», se libera para ayudar a regular dicha caída de azúcar en la sangre, pero además crea una respuesta de estrés en el cuerpo.

Esto no solo puede hacer que te sientas ansioso o deprimido, sino además malhumorado, irritable y agotado.

Su energía podría padecer una gigantesca caída

Dichos monumentales cambios en el nivel de azúcar en la sangre no le hacen ningún favor a sus niveles de energía, ¡solo piense en lo mal que se siente cuando tiene hambre! Además, nuestros cerebros al pie de la letra funcionan con glucosa (que prefieren obtener de nuestro consumo de carbohidratos), de esta forma que olvídese de hacer su entrenamiento matutino, o lo demás de su día, con facilidad.

Saltarse una comida significa menos calorías para que tu cuerpo funcione, dejándote arrastrando. Y ciertamente no debe intentar quemar calorías por medio del ejercicio si se ha saltado una comida, debido a que deja todavía menos para que su cerebro las utilice.

Podrías perder el contacto con sus señales de antojo y saciedad

Nuestros cuerpos tienen señales incorporadas de apetito y saciedad a modo de hormonas. En pocas palabras, la leptina es la hormona responsable de reducir su hambre una vez que su cuerpo ha tenido suficiente, y la grelina le da antojo una vez que su cuerpo necesita más combustible.

Estas hormonas tienen la posibilidad de desecharse de forma sencilla una vez que no las escucha, inclusive por comer en una ventana definida.

Las señales de antojo y saciedad de su cuerpo son un enorme indicador de en qué momento necesita alimento. Pasar por alto esto para continuar un horario de ingesta de alimentos centrado en el exterior puede llevar a perder el contacto con estas señales de una forma fundamental con el tiempo.

Perder la comprensión de sentirse hambriento y lleno puede tener secuelas negativas para la salud, y tienen la posibilidad de ser difíciles para recobrar.

¿Interesado en pedir meriendas o desayunos a domicilio? Si querés comer un desayuno o picada saludable sin tener que moverte de tu casa, pedí meriendas o desayunos corporativos a domicilio de Piccadely.


administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *