Contact Information

Theodore Lowe, Ap #867-859
Sit Rd, Azusa New York

We Are Available 24/ 7. Call Now.

Lanzada por un trío de innovadores, Pomelo facilita la infraestructura tecnológica necesaria para gestionar tarjetas de crédito en seis naciones de Latinoamérica, con una impresionante capacidad de manejar 55 millones de transacciones diarias.

En menos de tres años desde su creación, la startup Pomelo de Argentina ha captado 40 millones de dólares de inversores internacionales, con el objetivo de fortalecer su presencia en la región que ya incluye operaciones en México (su mercado más grande), Argentina, Brasil, Colombia, Perú y recientemente en Chile.

Kaszek, el mayor fondo de capital de riesgo en Latinoamérica y cofundador de Mercado Libre, encabeza la lista de inversores que se convertirán en accionistas principales de Pomelo. Nicolás Szekasy, cofundador de Kaszek, se integrará al consejo de administración de la empresa.

La ronda de financiamiento Serie B de Pomelo contó con el apoyo de otros inversores globales como Monashees, Index Ventures, Insight Partners, Endeavor Catalyst, S32, TQ Ventures y Alter Global, sumando un total de 103 millones de dólares recaudados desde su inicio.

“La idea de Pomelo surgió de nuestra propia necesidad. Antes, como ejecutivos, nos tomaba 15 meses lanzar una tarjeta, una tarea que hoy Pomelo puede realizar en apenas 11 días”, explicó Gastón Irigoyen.

Pomelo se define como una fintech para fintechs, brindando servicios no a individuos, sino a más de 100 compañías que necesitan infraestructura tecnológica para emitir, procesar y administrar pagos con tarjeta, especialmente para aquellas que buscan expandirse internacionalmente. Sus clientes varían desde bancos hasta fintechs y cadenas comerciales que desean integrar estas soluciones de pago.

Con este nuevo capital, Pomelo busca consolidar su rápido crecimiento, que aún depende de la financiación de capital de riesgo típica en el sector tecnológico.

Aunque todavía no genera ganancias, la empresa proyecta llegar al punto de equilibrio en 2025, según su CEO y cofundador, Gastón Irigoyen, quien junto a Hernán Corral y Juan Fantoni, también emprendedores de Endeavor y exejecutivos del sector financiero, fundaron Pomelo.

“Irigoyen afirmó que sus inversores han contribuido al crecimiento de firmas líderes en el sector, buscando apoyar a empresas con potencial de transformarse en referentes generacionales, las cuales a largo plazo ofrecen los mejores rendimientos. Esta financiación les permite avanzar hacia ese objetivo, anticipando alcanzar el punto de equilibrio en 2025.

“Estamos entusiasmados de iniciar 2024 con este aporte de capital y contar con el apoyo de Kaszek y otros importantes inversores internacionales. Este hito confirma que estamos en el camino correcto y que continuamos reforzando nuestra posición líder en la región”, concluyó.

La obtención de financiamiento de capital de riesgo ha experimentado un endurecimiento en años recientes, inclinándose los inversionistas hacia proyectos con resultados más seguros.

En este contexto, Irigoyen resaltó la importancia de haber conseguido una inversión significativa en un momento en que el sector presenta escasez de fondos. Según él, en 2023, solo el 0,6% del capital de riesgo para series B, dirigido a empresas en fase de expansión, se destinó a firmas latinoamericanas.

Pomelo destaca por su capacidad para manejar 55 millones de transacciones diariamente, ofreciendo a sus clientes, tanto locales como de la región, la posibilidad de lanzar tarjetas de prepago, débito y crédito en diversos países mediante una única integración tecnológica y a un costo reducido, además de en plazos breves.

«Pomelo surgió de nuestras propias dificultades previas, cuando nos llevaba 15 meses lanzar una tarjeta en otras empresas, un proceso que ahora en Pomelo se puede completar en 11 días», afirmó Irigoyen. En cuanto al nombre de la empresa, este surgió casualmente en una reunión social y desde entonces ha sido efectivo.

La empresa se reserva la información sobre la distribución accionaria tras la nueva inversión y la valuación actual de la firma. «Aún estamos en el camino para alcanzar el estatus de unicornio», comentó Irigoyen, refiriéndose a las empresas tecnológicas valoradas en más de 1.000 millones de dólares, como Mercado Pago y Globant en Argentina.

No obstante, Irigoyen aclara que convertirse en unicornio no es su meta principal. Pomelo se enfoca más en fortalecer su crecimiento y en duplicar su tamaño para 2024, impulsando el uso de pagos con tarjeta en la región mediante su innovadora tecnología.


administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *